CONGREGACIÓN SIERVAS DE LA MADRE DE DIOS.

Del fin y de los patronos de la congregación

Esta congregación de religiosas de derecho pontificio, fundada el 25 de marzo de 1946 en la ciudad de Popayán, Colombia, por la madre Elisa Jaramillo de Ramos, se denomina: “Siervas de la Madre de Dios”.

Del fin y de los patronos de la congregación

Hmna. Maria Elisa
El fin de la congregación es la gloria de Dios, la santificación de cada una de las Religiosas que a ella y la salvación de los hombres por medio de la fiel observancia de los votos públicos de obediencia, castidad y pobreza.

Consagradas al servicio de la iglesia, por los consejos evangélicos, que las unen íntimamente a ella y a su misterio, mediante la práctica del supremo mandamiento de la caridad, las Siervas de la Madre de Dios se proponen fomentar por todos los medios posibles la devoción a la Virgen María, trabajar con la infancia necesitada y seguir en todas las directrices de la iglesia.

Es de tener presente que, si bien las “obras apostólicas y benéficas de la Congregación” pertenecen a la naturaleza misma de la vida religiosa, ellas no son su finalidad principal; sin embargo, por medio de ellas, las Siervas de la Madre de Dios contribuyen a que la iglesia muestre mejor cada día ante fieles e infieles a Cristo. Por tanto, las Siervas de la Madre de Dios juntan la contemplación que las une a él en mente y corazón, con el amor apostólico que las impulsa a asociarse a la obra de la redención y a extender el reino de Dios, especialmente en la ayuda al prójimo en la niñez, juventud y familias necesitadas en los siguientes apostolados:

  • Proteger mediante el apostolado a los niños pobres y abandonados; por esto las hermanas, siempre bajo la obediencia, se habilitarán por la pedagogía  para llegar hasta el corazón de ellos; estudiarán y actualizarán  sus métodos para ayudar mejor a los encomendados.
  • Extender el apostolado a los familiares de los niños y jóvenes, en orientación espiritual y dimensión humana.
  • Toda Sierva de la Madre de Dios lo será de los niños pobres, para educarlos, formarlos cristianos verdaderos, leales a la Iglesia y a la Patria.
  • La enseñanza directa o administrativa en hogares infantiles, hogares comunitarios, hogares para la niña madre, internados para niñas abandonadas en peligro físico y/o moral, semi-internados, externados, escuelas, colegios públicos y privados, centros de alfabetización, centros y hogares de desplazados, niños con enfermedades terminales, restaurantes escolares, refrigerios y programas sociales abiertos a la niñez, juventud y familia, que son un medio para salvar almas, construir una sociedad en   valores morales, espirituales y sociales. 

 

  • Servir y ayudar a los más pobres, procurarán hacer suyos los sufrimientos de los más necesitados, llevando un estilo de vida  pobre, sobria y sencilla.
  • En cumplimiento de sus fines la Congregación podrá contratar con entidades Gubernamentales y no Gubernamentales, entidades extrajeras, públicas y privadas con el fin de ampliar el servicio de protección integral a la niñez, juventud y familias necesitadas.

 

Las Siervas de la Madre de Dios, como su nombre lo indican, dedican su vida a promover por todos los medios posibles, la devoción a la santísima Virgen, y llevan una vida mariana intensa especialmente en la vida de sacrificio y en la humildad más profunda, teniendo en la memoria, en el corazón y en los labios la humilde frase de esta celestial señora: “he aquí la esclava del Señor”.

Como patrona principal y para trabajar por su gloria, tendrá la Congregación a la Santísima Virgen bajo el título de Madre de Dios y como compatronos a san José, esposo y protector insigne de la Madre de Dios y abogado de la vida interior; a san Miguel arcángel con los ángeles custodios del niño pobre; a san Antonio maría Claret por su devoción intensa a la Virgen María y su labor catequística; a san Francisco de Sales, tipo de bondad y dulzura; a santa Teresa de Jesús y a santa Catalina de Siena, modelo de amor a Jesucristo y de celo por las almas.

La Congregación se dedica principalmente al trabajo con los niños y sus familias.  Según el Artículo 44 de la Constitución Nacional, Son derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes; la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y su nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor; la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión; serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajo  forzoso y riesgoso. Gozarán también de los demás derechos consagrados en la Constitución en las Leyes y en los tratados Internacionales ratificados por Colombia.

La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño, la y adolescentes, para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos.

Cualquiera puede exigir de la autoridad competente su cumplimiento y la sanción de los infractores. Los derechos de los niños, las niñas y adolescentes prevalecen sobre los demás (Código de la infancia y la adolescencia. Ley 1098 de 2006.

1995 - 2003
I studied at the School of Visual Arts
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur elit adipiscing. Ut elit tellus, luctus nec
2003 - 2010
Exhibited internationally and won awards
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur elit adipiscing. Ut elit tellus, luctus nec. Etiam pharetra, erat sed fermentum feugiat, velit mauris egestas quam, ut aliquam.
2010 - 2014
Started teaching sem nibh id elit. Duis sed odio sit amet
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur elit adipiscing. Ut elit tellus, luctus nec
2014 - 2020
Illustrator and educator
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur elit adipiscing. Ut elit tellus, luctus nec