Our gallery

Centro Infantil Madre de Dios

La comunidad llega  a la Parroquia Nuestra Señora de la Peña  en  el  barrio  Los Laches el día 27 de junio de 1968  donde  fueron acogidas por el Presbítero Eneas Jiménez, quien les brindó apoyo espiritual, moral y económico, para una labor  de tipo pastoral ya que, en ese  momento,    había una  gran necesidad  de fortalecer la vida espiritual de los habitantes de estos sectores, también se notaba  una gran carencia en la atención a los niños y niñas.

Más adelante las  hermanas  se hicieron cargo de un comedor para los niños escolares y colaboraban  en las clases de la escuela que tenía a su cargo el  señor  Pedro Pablo Baquero.

En el año 1974, se da inicio a la construcción de la planta física, que irían a utilizar las hermanas para la obra apostólica, Centro Infantil Madre de Dios, la cual tiene su fundación el 10 de octubre de 1975, para beneficio de 50 niños y niñas  menores de 7 años, están presentes en   los comienzos   de  esta obra, las hermanas Rosalba  Vélez Marín, Lilia Escobar Franco, Clarivel Franco, Mariela Bustamante Loaiza, Digna Esperanza Ortiz.

Fueron grandes colaboradores y  benefactores de esta obra  los  doctores Antonio Quevedo Encinales  y  Reina de Galvis, los señores Daniel Patiño y Rafael Piñeros.

Años más tarde, con los aportes de Bienestar familiar y focalizando la población más vulnerada principalmente niños y  niñas,  hijos de padres o tutores que no podían  asumir el cuidado por encontrarse vinculados  laboralmente, y   no tener recursos para prodigarles lo necesario,   vulnerándoles sus derechos, o dejándolos solos  en casa, en peligro moral  y físico,  se recibe   aprobación legalmente en octubre de 1975,   para atender  ya a 264 niños  entre los 3 meses  y los  5 años, niños y niñas provenientes de  los barrios  los Laches,  San Dionisio,, La Peña, Rocío Alto, Medio Y Bajo,  barrios El  Consuelo, El Dorado, Santa Rosa de Lima, Turbay Ayala  entre otros.

En el año 2012  en atención a la Política pública y bajo la estrategia de Cero a Siempre se da comienzo al Centro de Desarrollo Infantil, una gran apuesta a la atención con calidad,   hace referencia  a una serie de acciones planificadas, continuas y permanentes de carácter político, programático y social encaminadas a asegurar que en cada uno de los entornos en los que transcurre la vida de los niños  y  las niñas en la primera infancia existan las condiciones humanas, materiales y sociales que hagan  posible su desarrollo y la garantía del pleno ejercicio de sus derechos.

Para esta acción se plantea la necesidad de ampliar la cobertura y por lo tanto  adecuar la planta física.  En  esta  tarea   se compromete la Hermana Martha Lucía Cruz Sánchez,  Ecónoma General   dando  inicio a la remodelación en diciembre de 2013 y culminando esta maravillosa obra,  en septiembre de 2015   con la Celebración  eucarística  y la bendición.  Damos gracias a Dios por todas sus bendiciones en favor de esta niñez desprotegida  y necesitada y por el regalo de los benefactores que tan generosamente se dispusieron  brindar   su  humilde servicio  en favorecer    a los más indefensos  y para  dar la Gloria a Dios   por  tan extraordinaria obra.