- Jesús vive por Amor a Tí.

Fundación Internado Mater Dei

Información DIAN

Reseña Histórica

Según la historia de la comunidad Siervas de la Madre de Dios se cuenta que la fundadora quien da pie a la labor que hoy en día se realiza en las diferentes casas de la comunidad tiene origen  en una región de Antioquia, en la vereda el Buey cerca de la población de Abejorral, donde nació Elisa de Jesús Jaramillo Botero el 31 de diciembre de 1884, en el hogar formado por don Fermín Jaramillo y Doña María del pilar Botero Campusano padres de 11 hijos.

Al día siguiente de su nacimiento, el 1 de enero de 1885 fue bautizada por el señor cura, Jesús María Uribe en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Abejorral. Era una familia integrada profundamente a la vida parroquial, lo que permite a Elisa vivir la caridad con el prójimo. La vida de Elisa por este mundo comprende varias etapas bien claras y definidas: niña, joven, madre, viuda, religiosa y fundadora. A través de ellas la vida espiritual de Elisa se fue configurando hasta llevarla a la plenitud.

En su paso de niña a Joven Elisa impulsada por su caridad, paso por el hogar de Don José Ramos quien hacía poco se había quedado viudo con dos hijos. Compadecida por su orfandad llegó para  ofrecer su amor y ternura. El padre de los niños miro a Elisa y quedó prendado de tan dulce y sencilla y atractiva mujer. Muy pronto entablaron amistad, más tarde formalizaron su noviazgo y a la edad de 18 años contrajo matrimonio en la parroquia de la ceja Antioquia el 14 de mayo de 1904. Con el bruto de esta unión Dios los bendijo con dos hijos José María y Lucrecia. La felicidad del matrimonio duro tan solo 4 años, quedo viuda a los 22 años con sus dos pequeños hijos los cuales educa como una madre verdaderamente cristiana en el amor y temor de Dios.

En la soledad de su viudez descubre que otros necesitan de su ayuda y generosidad se dedica a las obras de beneficencia en favor de la niñez y la juventud pobre y desamparada; su celo apostólico se extendió también a los seminaristas, especialmente a los más pobres a quienes socorría como una madre en sus necesidades. El secreto para realizar esta hermosa misión fue la oración, su intimidad con Dios y el amor a la excelsa Madre de Dios.

Inspirada por el señor y movida por la caridad funda en la ceja Antioquia una obra social para proteger a las niñas pobres en peligro físico o moral, entregándose a ellas con ternura de madre; esta obra le fue arrebatada años más tarde. Sin embargo impulsada por el celo de salvar a las niñas y jóvenes más pobres organiza en Medellín un internado para niñas con el fin de educarlas y formarlas en sanas costumbres y enseñarles a ganar el pan dignamente. En 1936 primero de octubre coloca la primera piedra para la construcción y organización del internado que le dio el nombre  de “Mater Dei” respondiendo al gran amor y devoción que profesaba a la santísima virgen María. El 21 de noviembre fiesta de la presentación de nuestra señora fue el escogido para la bendición de la casa Mater Dei que tantos sudores le costó. A las 6 de la mañana llegaron de la ceja 40 niñas y adolescentes internas felices y sonrientes.

Siente la necesidad de seguir sembrando la semilla del reino de Dios y se desplaza hacia Palmira, Popayán y después de varios intentos de ser religiosa se lanza con gran entusiasmo su proyecto de fundación como comunidad religiosa. Pero como nadie es profeta en su tierra, en Medellín no tuvo eco su proyecto de fundación, con ánimo confiado y profunda fe, se dirige a Popayán (cauca) y el 25 de Marzo de 1946, día de la anunciación se lleva a cabo en el templo de Belén en  Popayán; la ceremonia de toma de habito de Elisa y cinco compañeras.

La comunidad siervas de la madre de Dios, fundación internado  Mater Dei, es una institución sin ánimo de lucro ubicado en el sector de laureles- san Joaquín en la carrera 68 No 42-70, comuna 11.  Cuenta con  personería jurídica No. 3218 expedida el 13 de diciembre de 1956 por el artículo No 633. La fundación internado Mater Dei brinda protección, educa y forma integralmente a niñas y adolescentes entre los 6 a 12 años, las cuales se encuentra en inobservancia, amenaza y/o vulneración de derechos en la modalidad de internado.

Para la realización de este trabajo se siguen parámetros guiados por la comunidad religiosa, contando con un equipo de trabajo conformado por directora, coordinadora, pedagoga, Formadora Diurna y Formadora nocturna, brindando protección, educación y formación integral a las Niñas y  Adolescentes de la ciudad de Medellín y otros municipios que hacen parte del departamento