Meditación Diaria

2 Timoteo 4.6-8

¿Ha pensado alguna vez en lo que Dios le dirá cuando haya terminado su vida terrenal? El apóstol Pablo estaba encarcelado cuando escribió la epístola conocida como Segunda a Timoteo, y sabía que su vida terminaría pronto. Dado que esta carta contiene sus últimas palabras al joven del que fue mentor, podemos suponer que Pablo estaba escribiendo sobre asuntos que consideraba de máxima prioridad.

Además, Pablo nos insta a aferrarnos a la verdad de la Palabra de Dios y a manejarla con precisión (2 Ti 2.15). También nos dice que nos limpiemos del pecado y huyamos de los deseos pecaminosos para que podamos ser santificados y útiles a nuestro Maestro (2 Ti 2.20-22).

Más adelante en esa misma carta, Pablo escribe con confianza sobre la corona de justicia que le espera (2 Ti 4.7,8). Si seguimos su consejo a Timoteo, nosotros también podremos esperar terminar bien la vida.

Qué bendición, no solo para Timoteo, sino también para nosotros, que Pablo aprovechara la oportunidad para instruir a sus compañeros creyentes y orar por ellos. Comprendía que la vida cristiana está llena de luchas, obstáculos y sufrimientos, y a través de los tiempos su carta ha animado a los cristianos a perseverar. Lo cual solo es posible si confiamos en la gracia de Jesucristo, tal como el apóstol lo hizo (2 Ti 2.1).

Biblia en un año: Efesios 1-3

Comparte

Facebook
WhatsApp

Te Puede Interesar

“Cargar la cruz”

“El que no carga cada día con la cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo” “Cargar la cruz” es descubrir cuál es la

Leer más »

El Regalo Más Grande

HASTA LOS NIÑOS ENTIENDEN QUE, a menos que se abra un regalo, su valor seguirá siendo desconocido. Sin embargo, muchas personas no “desenvuelven” el regalo

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en Redes

Categorías